Oficinas comerciales

Ruta 20 KM 111 (CP 3248)

Villa San Marcial, Entre Ríos

Argentina

Estudio contable

03445 481721

Oficial Aguet 945 (CP 3170)

Basavilbaso, Entre Ríos

Argentina

09 de Mayo de 2018

Por el efecto devaluación, la soja trepó un 5,9% y el maíz un 5%

Ante la apreciación del dólar, los exportadores mejoraron sus ofertas en pesos para los granos y pagaron 7200 pesos por tonelada de soja y 4200 pesos por maíz

Con la fuerte devaluación del peso frente al dólar como el principal fundamento alcista, el precio de la soja trepó ayer un 5,88% en el mercado local de granos, donde la industria aceitera pagó 7200 pesos por tonelada de la oleaginosa con entrega sobre las terminales del Gran Rosario, 400 pesos más que anteayer.

Desde Rosario, una fuente del mercado contó que durante la jornada de negocios las ofertas de los compradores siguieron el minuto a minuto de la paridad entre el peso y el dólar. "En el pico de la suba del dólar llegamos a recibir propuestas por 7250/7280 pesos por tonelada de soja; luego, ante el descenso registrado mientras hablaba Macri, vimos caer el rango a 7050/7100 pesos, para volver a recibir ofertas de hasta 7200 cerca del cierre, cuando el peso volvía a devaluarse", relató el operador.

Añadió que entre operaciones por mercadería a remitir y fijaciones, "durante la jornada se les puso precio a unas 70.000 toneladas de soja".

Según el tipo de cambio comprador (cotización divisa) del Banco Nación, el peso perdió ayer un 2,01% de su valor, al pasar la paridad de 21,86 a 22,30.

Cabe agregar que, para la soja, a la firmeza aportada por la devaluación del peso frente al dólar se sumaron con fundamento alcista las lluvias, que tras resultar esquivas durante todo el ciclo del cultivo, ahora se tornaron persistentes en el momento de la cosecha. El exceso de humedad y la imposibilidad de entrar en los campos por la falta de piso ya están afectando la calidad del grano maduro y amenazan con acentuar la caída del volumen de la producción, que antes de este nuevo contratiempo climático rondaba el 30 por ciento.

En el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), las posiciones mayo y julio de la soja sumaron US$2,70 y 4,90, mientras que sus ajustes fueron de 321,20 y de 328 dólares por tonelada.

Las pizarras de la Bolsa de Chicago mostraron ayer alzas de US$3,30 y de 3,21 sobre los contratos mayo y julio de la soja, cuyos ajustes resultaron de 371,57 y de 374,88 dólares por tonelada.

El efecto "devaluación" también comprendió al maíz, con un alza del 5% para su valor expresado en pesos, tras crecer de 4000 a 4200 pesos por tonelada para las entregas sobre la zona del Gran Rosario. Para Bahía Blanca los compradores ofrecieron 4100 pesos, frente a los 180 dólares vigentes en la rueda anterior.

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) informó que los consumos pagaron entre 3500 y 4250 pesos por tonelada de maíz seco, según calidad, procedencia y forma de pago. Anteayer, el rango de las ofertas fue de 3200 a 4150 pesos.

En el Matba, las posiciones julio y septiembre del maíz sumaron US$0,70 y 1,20, en tanto que sus ajustes fueron de 183,20 y de 186 dólares por tonelada.

Tras dos jornadas en baja, los contratos mayo y julio del maíz en la Bolsa de Chicago repuntaron US$0,89 y 0,98, mientras que los valores de cierre fueron de 155,70 y de 158,75 dólares por tonelada.

A la ya instalada firmeza del trigo argentino, las contingencias del mercado cambiario le posibilitaron a los exportadores mejorar sus ofertas en pesos y acentuar la competencia con los valores propuestos por la molinería. Por tonelada del cereal para las entregas en el Gran Rosario la exportación pagó 5550 pesos, 200 más que anteayer.

En Bahía Blanca el trigo se negoció a 250 dólares por tonelada, con una mejora de 5 dólares, en tanto que en Necochea, el grano fino se mantuvo estable, en 245 dólares.

La BCBA informó que los molinos pagaron ayer entre 5000 y 6000 pesos por tonelada de trigo, según calidad, procedencia y forma de pago, por encima de los 4800/5850 pesos vigentes en la rueda anterior.

Por el trigo con entrega entre diciembre y enero los exportadores ofrecieron 195 dólares por tonelada. En el Matba, la posición enero bajó US$0,50 y terminó la rueda con un valor de 199,50 dólares por tonelada.

En los Estados Unidos, el valor del trigo cerró con altibajos, dado que mientras el contrato julio sumó US$1,10 en la Bolsa de Chicago, donde el ajuste fue de 189,05 dólares por tonelada, en Kansas perdió US$0,46, tras terminar la jornada con un valor de 197,77 dólares.

Impacto en las decisiones

Adrián Seltzer, de la firma corredora Granar SA, dijo a LA NACION que la inestabilidad del mercado cambiario obviamente impacta en la comercialización de granos. "Del lado de los compradores considero que los más perjudicados son los molinos harineros y los consumos que producen el balanceado para las avícolas, por ejemplo, ya que en general son empresas que adquieren los granos con plazos de pago extendidos. Ante la incertidumbre cambiaria, muchos vendedores evitan a estos compradores para no quedar con una factura por cobrar en pesos a los 20, 30 o más días", explicó.

Agregó que, por el lado de los vendedores, la firmeza en los mercados externos vista ayer atrajo a aquellos vendedores interesados en cerrar márgenes o en cubrir compromisos en dólares. "Muchos aprovecharon a concretar negocios con aceiteras o exportadores, que dan la posibilidad de concretar operaciones en dólares", dijo el especialista.

En último término, Seltzer señaló que el fuerte aumento en pesos visto, por ejemplo, en el mercado de la soja, movilizó a los productores que tienen deudas en pesos a vencer en las próximas semanas. "Quienes compraron insumos pagando con tarjetas rurales y pesificando esa deuda en un tipo de cambio que rondaba los $17, si no tomaron coberturas en su momento, vender ahora en $7200 por tonelada de soja cerraba una ecuación muy favorable", destacó.

La Nación - Dante Rofi