Oficinas comerciales

Ruta 20 KM 111 (CP 3248)

Villa San Marcial, Entre Ríos

Argentina

Estudio contable

03445 481721

Oficial Aguet 945 (CP 3170)

Basavilbaso, Entre Ríos

Argentina

25 de Junio de 2018

Saldo negativo para los granos por cuarta semana seguida en Chicago

La soja, que ayer logró un repunte técnico, acumula una merma del 16,15% desde el 5 de marzo, cuando comenzó la guerra comercial con China; en Rosario se mantuvo en $7600

Por cuarta semana consecutiva, los precios de la soja, el maíz y el trigo cerraron con saldo negativo ayer en la Bolsa de Chicago, donde el principal fundamento bajista volvió a ser la guerra comercial que Estados Unidos entabló contra China, México, Canadá y la Unión Europea a partir del cobro de aranceles a productos de esos países y del bloque europeo. Además, para el caso específico del grano fino, el avance de la cosecha de las variedades de invierno estadounidenses contribuyó con la tendencia adversa de sus cotizaciones.

Al cierre de los negocios, ayer las pizarras de Chicago mostraron subas de US$5,15 y de 5,33 sobre los contratos julio y agosto de la soja, cuyos ajustes resultaron de 328,68 y de 330,70 dólares por tonelada. Pese a esta mejora, puramente técnica tras la prolongada tendencia bajista, estas posiciones concluyeron la semana con bajas del 1,21 y del 1,26% frente a los valores vigentes el viernes anterior, de 332,72 y de 334,92 dólares por tonelada.

Con el valor establecido ayer, la soja está en el nivel más bajo desde el 16 de marzo de 2016, cuando el ajuste también fue de 328,68 dólares. Y desde que comenzó el conflicto comercial con China, en marzo último, el precio de la oleaginosa cayó un 16,15 por ciento, entre los 391,97 dólares vigentes el 5 de dicho mes y los 328,68 actuales para la posición más cercana.

Cabe recordar que el martes el gobierno chino confirmó que el 6 del mes próximo comenzará a regir un arancel del 25% para las importaciones de poroto de soja -entre otros productos- procedentes de EE.UU.

Acerca del maíz, ayer casi no hubo cambios para sus precios en Chicago, donde la posición julio sumó US$0,10 al cerrar con un ajuste de 140,64 dólares por tonelada y el contrato septiembre quedó estable en 144,28 dólares. En el balance semanal, sin embargo, ambas posiciones terminan con bajas del 1,11 y del 1,15% frente a los valores vigentes el viernes anterior, de 142,22 y de 145,96 dólares por tonelada.

Para el maíz, resultará necesario que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, evite agravar los conflictos comerciales, dado que podría ser golpeado por varios frentes. Además de China, que es el principal comprador de avena, que compite con el maíz en el mercado forrajero, también hay cuestiones no resueltas con México, que es el principal mercado para el grano grueso estadounidense, por cerca de 13 millones de toneladas, y con la Unión Europea, bloque que ayer puso en vigor el cobro de aranceles a productos de EE.UU., como medida de represalia.

Tanto para el maíz como para la soja, el clima es otro factor de presión bajista para las cotizaciones, dado que hasta el momento viene acompañando de manera casi ideal la siembra y las primeras etapas evolutivas de los cultivos en el Medio Oeste, la zona donde se produce el mayor volumen de granos de Estados Unidos; donde residen quienes contribuyeron para que Trump fuera presidente, y donde ahora crece el descontento contra el gobierno por el impacto que los conflictos comerciales les están ocasionando por la caída de los precios agrícolas.

Respecto del trigo, las pizarras de la Bolsa de Kansas mostraron quitas de US$1,65 sobre las posiciones julio y septiembre, cuyos ajustes fueron de 179,59 y de 185,74 dólares. En el balance de la semana, estos contratos resignaron un 5,96 y un 5,38% frente a los valores vigentes el viernes anterior, de 190,98 y de 196,30 dólares.

En Chicago, las mismas posiciones del trigo ayer perdieron US$1,47 y 0,92, en tanto que sus ajustes fueron de 180,50 y de 185,28 dólares. El balance de la semana dejó quitas del 1,66 y del 1,80% frente a los precios del cierre del segmento anterior, de 183,54 y de 188,68 dólares por tonelada.

El avance de la cosecha de los trigos de invierno sobre las Grandes Planicies estadounidense fue el principal factor bajista para el grano fino.

Mercado local

En la plaza doméstica, por cuarta rueda seguida la oferta abierta de las fábricas por la soja con entrega inmediata sobre las terminales del Gran Rosario fue de $7600 por tonelada. En negociaciones particulares y para entregas diferidas las propuestas escalaron a $7700/7800 para agosto/septiembre y hasta los $8000 para noviembre, pero con pago anticipado.

Por tonelada de maíz la exportación pagó $4300 para el Gran Rosario y $4150 para Necochea, sin cambios. Para Bahía Blanca el cereal subió de 160 a 163 dólares. La Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) indicó que los consumos pagaron entre 4250 y 4450 pesos por maíz seco, según calidad, procedencia y forma de pago.

El trigo se cotizó a $5850 en el Gran Rosario, con un alza de $50, y a US$225 en Bahía Blanca, sin cambios. La BCBA informó que los molinos pagaron entre 5900 y 6800 pesos.

La Nación – Dante Rofi