Oficinas comerciales

Ruta 20 KM 111 (CP 3248)

Villa San Marcial, Entre Ríos

Argentina

Estudio contable

03445 481721

Oficial Aguet 945 (CP 3170)

Basavilbaso, Entre Ríos

Argentina

31 de Julio de 2018

Más presión sobre el dólar: la liquidación mensual de cerealeras caerá a 1000 millones de dólares

Desde agosto ingresarán la mitad de lo que vendieron en 2017. El productor mantiene 10,7 millones de toneladas valuadas en u$s4.150 millones

La Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara) y el Centro Exportador de Cereales (CEC), le adelantaron al Gobierno que tras el récord de divisas entre junio y julio cercanos a los u$s6.000 millones, no podrán hacer lo mismo en los próximos meses debido a que no hay soja en el mercado a partir de que el mismo está en poder del productor y no la venderá sino hasta fin de año.

Fuentes de la industria reconocieron que por este motivo estiman que las divisas se ubicaran por debajo de los u$s1.000 millones mensuales desde agosto. Esto quiere decir que de los u$s100 millones diarios que se vieron en junio se pasará a u$s33 millones; lo que marca un retroceso del 67%. Además, la cifra es casi la mitad de los u$s1.878 millones que liquidaron en el mismo mes del año pasado.

Se sabe que hay poca soja para liquidar y más aún "cuando el precio del dólar tiene altibajos", reconocieron operadores consultados quienes afirmaron que no se va a vender en el actual contexto económico.

Según datos de Agroindustria, ya se entregó a la producción 26,7 millones de toneladas de soja. Sobre una cosecha de 37,4 millones, aún queda en poder del productor 10,7 millones de toneladas. A valores FOB responden ingresos por u$s4.150 millones.

Hoy se mantiene el beneficio entre vender la soja ahora o esperar hasta fin de año. La diferencia entre julio con noviembre es de u$s10 por tonelada a favor de retenerla y de u$s16 para enero. Si a esto se le suma la baja de 0,5% en los derechos de exportación que ratificó el Gobierno, se entiende la ganancia que tiene el productor para no negociar la materia prima y esperar.

Por lo pronto la menor producción se verá reflejada desde agosto, aunque los exportadores entienden que si no hay algo nuevo en materia de clima o entorno económico favorable, las divisas no sólo no se repetirán sino que serán inferiores a las de 2017.

Quizás la buena para el Gobierno es que la guerra comercial entre China y Estados Unidos generó un nuevo negocio. El gigante asiático importará harina de soja para eso la industria espera que el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) habilite las plantas locales para iniciar la exportación que se cree estará habilitada en septiembre próximo.

La industria estima un volumen de oferta superior a los 10 millones de toneladas. A valores FOB significan ingresos por u$s3.800 millones. Vale recordar que China a la fecha sólo importa soja y en su momento aceite de soja, pero este se frenó por algunas diferencias comerciales con la anterior gestión que luego se saldado. Sin embargo, hay poca demanda y se espera que con la discusión con EE.UU., se pueda reactivar. Pero nunca se envió harina dado que no estaba autorizado.

En definitiva, la falta de soja para moler hizo que a la fecha la industria importe desde Estados Unidos 800.000 toneladas. Se estima que en total terminaran llegando un total de 1,5 millones para fines de 2018.

BAE Negocios – Merino Soto