Oficinas comerciales

Ruta 20 KM 111 (CP 3248)

Villa San Marcial, Entre Ríos

Argentina

Estudio contable

03445 481721

Oficial Aguet 945 (CP 3170)

Basavilbaso, Entre Ríos

Argentina

14 de Noviembre de 2018

En una jornada negativa para el valor de los granos, el trigo registró las mayores pérdidas

Tras las subas impulsadas anteayer por los fondos de inversión especuladores –alcanzaron el 3,5%–, los precios del trigo lideraron ayer la tónica bajista en la Bolsa de Chicago, con quitas de hasta el 2,3%. Las pérdidas alcanzaron al maíz, que resignó un 1,3% de su valor, y a la soja, con una merma del 0,5 por ciento.

Al momento de fijar los ajustes de la rueda, las pizarras de Chicago reflejaron bajas de US$4,41 y de 3,22 sobre los contratos diciembre y enero del trigo, cuyos precios quedaron en 186,57 y en 190,24 dólares por tonelada.

Los mismos fondos especuladores que –sin fundamentos alcistas concretos– el lunes compraron 7500 contratos, y que de esa forma impulsaron la suba de los precios de trigo, ayer retiraron ganancias tras desprenderse de 6500 contratos, equivalentes a 884.520 toneladas.

En la Bolsa de Kansas, donde las subas del inicio de la semana habían resultado mucho más moderadas, ayer las bajas se llevaron todo lo ganado entonces. Las posiciones diciembre y enero del trigo perdieron US$2,57 y 2,21, mientras que sus ajustes fueron de 178,76 y de 187,21 dólares por tonelada.

Para este último mercado, ubicado en el principal Estado productor de trigo de los Estados Unidos, que en 2018 aportó 9,9 millones de toneladas a la producción total del grano fino estadounidense, de 51,29 millones, el favorable avance de la siembra de las variedades de invierno, sobre suelos bien abastecidos de humedad, no resulta un factor alentador para los precios.

Ayer, tras el cierre del mercado el USDA relevó el progreso de la siembra de trigos de invierno sobre el 89% del área prevista y elevó del 51 al 54% la proporción de cultivos en estado bueno/excelente.

Para quienes vienen especulando con que en algún momento del ciclo comercial 2018/2019 Rusia deba levantar el pie del acelerador en el mercado de exportación, no cayó bien la noticia difundida desde Bagdad por el ministro de Comercio de Irak, Mohamed Hashim al-Aani, en cuanto a que antes de fin de año enviará representantes a Rusia para estudiar la calidad del trigo del primer proveedor global del grano fino.

Según informó la agencia Reuters, Irak, junto con Arabia Saudita, son los pocos países de Medio Oriente que hasta ahora no se abastecen con trigo ruso y que optan por el grano de los Estados Unidos, Canadá o de Australia. Esto podría cambiar si los emisarios del gobierno iraquí retornan satisfechos con la calidad panadera del grano ofrecido por Rusia.

En el nivel local, el trigo copio la tónica bajista externa en el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), donde los contratos diciembre y enero del cereal perdieron US$2,50 y 2 tras cerrar con ajustes de 180 y de 186,50 dólares por tonelada. Si bien también se negociaron con saldo negativo, al perder US$1,50, las posiciones marzo y julio siguen mostrando niveles de precios interesantes, con 197 y 209 dólares por tonelada, respectivamente.

En la plaza física, la exportación ofreció 175 dólares por tonelada de trigo con entrega contractual sobre las terminales del Gran Rosario, sin cambios. Las propuestas para el cereal con entregas diferidas se mantuvieron sin variantes para diciembre, en 175 dólares; para enero, en 178 dólares, y para marzo, en 185 dólares, en tanto que bajó de 182 a 180 dólares para febrero. Para los puertos de Bahía Blanca y de Necochea, los compradores volvieron a pagar 185 y 175 dólares por la tonelada de trigo con descarga en enero, respectivamente.

La Dirección de Planeamiento y Análisis de Mercado de la Secretaría de Agroindustria de la Nación informó ayer que al 7 del actual la exportación compró 7.024.600 toneladas de trigo 2018/2019, un 54,5% más que el volumen adquirido un año atrás, de 4.547.800 toneladas. E indicó que las Declaraciones Juradas de Ventas al Exterior suman 5.906.600 toneladas, un volumen que resulta un 317,6% superior al reportado a igual fecha de 2017, de 1.414.400 toneladas.

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) informó que los molinos pagaron entre 6500 y 9200 pesos por tonelada de trigo, según calidad, procedencia y forma de pago.

El petróleo arrastró al maíz

El retroceso del valor del petróleo, que se acentuó ayer en los Estados Unidos, donde el crudo cayó un 7,1%, al pasar de 59,93 a 55,69 dólares por barril, arrastró a su paso al maíz, materia prima para la producción de etanol.

Las pizarras de la Bolsa de Chicago mostraron quitas de US$1,87 y de 1,77 sobre los contratos diciembre y marzo del maíz, cuyos valores de ajuste fueron de 144,28 y de 148,71 dólares por tonelada.

Cabe tener en cuenta que, según la proyección del USDA, en el ciclo comercial 2018/2019 Estados Unidos destinará 143,52 millones de toneladas de maíz a la producción de etanol.

Tras el cierre del mercado, el USDA informó que la cosecha de maíz avanzó sobre el 84% del área apta, frente al 76% de la semana pasada; al 81% vigente a igual fecha de 2017, y al 87% promedio de las últimas cuatro campañas.

En el mercado local los exportadores ofrecieron ayer 4700 pesos por tonelada de maíz para las entregas sobre las terminales del Gran Rosario y 4750 pesos para Bahía Blanca, 50 pesos más que anteayer. Para Necochea la propuesta de la demanda se mantuvo estable, en 4400 pesos.

La BCBA informó que los consumos pagaron entre 4600 y 5200 pesos por tonelada de maíz, según condición, calidad, procedencia y forma de pago.

En el Matba, las posiciones diciembre y abril del maíz resignaron US$1,40 y 1,60, mientras que sus ajustes fueron de 137,40 y de 140,40 dólares por tonelada.

La soja acompañó las bajas

En su segunda jornada bajista, los contratos noviembre y enero de la soja estadounidense perdieron ayer US$1,66 y 1,84 en la Bolsa de Chicago, donde los ajustes resultaron de 318,66 y de 322,70 dólares por tonelada. Estas bajas se dieron pese al anuncio hecho por el USDA en el inicio de la rueda, de una venta de soja estadounidense a destinos no especificados, por 276.732 toneladas.

La cosecha estadounidense récord de soja; la imposibilidad de colocar mercadería en China, y la previsión de existencias finales también récord para el cierre del ciclo 2018/2019 son los fundamentos negativos vigentes para las cotizaciones de la oleaginosa que, sin embargo, vienen siendo soslayados desde el jueves 1º del actual, tras un tuit del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, en el que alentó la posibilidad de un acuerdo comercial con su par chino, Xi Jinping. Los operadores apuestan a que el 30 del actual, durante la cumbre de líderes del G-20 en la Argentina, ambos mandatarios anuncien el fin de las hostilidades y dejen atrás la guerra comercial.

Luego del cierre del mercado, el USDA relevó ayer el avance de la cosecha de soja sobre el 88% del área apta, frente al 83% de la semana anterior; al 93% de igual momento de 2017, y al 93% promedio de las últimas cuatro campañas.

En el mercado argentino, la devaluación del peso frente al dólar alentó a los compradores de soja a mejorar sus ofertas. Para la zona del Gran Rosario la propuesta abierta de las fábricas subió de 8600 a 8700 pesos por tonelada. Sin embargo, fuentes del sector indicaron que por lotes importantes algunos compradores (entre ellos los exportadores) convalidaron hasta 9000 pesos por tonelada.

Para los puertos de Bahía Blanca y de Necochea las ofertas de los compradores fueron de 8800 y de 8700 pesos por tonelada de soja, 400 y 100 pesos por encima de los valores vigentes el lunes.

En el Matba la soja siguió la tónica externa, por lo que las posiciones noviembre y mayo bajaron US$2 y 1, al cerrar con ajustes de 254 y de 245,30 dólares por tonelada.

Rumbo a China

Según informó ayer la agencia Reuters, a partir de datos de la firma Nabsa, en lo que va de noviembre salieron desde puertos argentinos 345.768 toneladas de poroto de soja hacia China. Los envíos fueron hechos por las firmas Cofco, Cargill, ADM, ACA, LDC y por Amaggi.

En su reporte del jueves pasado sobre carga de buques programada, la Bolsa de Comercio de Rosario indicó que en el período que va del 7 al 30 del actual deben salir desde las diversas terminales argentinas 717.800 toneladas de poroto de soja. Si bien no se especifica allí el destino de la mercadería, se presume que la inmensa mayoría atracará en puertos chinos, ávidos por compensar el faltante de la soja estadounidense.

La Nación – Dante Rofi