Oficinas comerciales

Ruta 20 KM 111 (CP 3248)

Villa San Marcial, Entre Ríos

Argentina

Estudio contable

03445 481721

Oficial Aguet 945 (CP 3170)

Basavilbaso, Entre Ríos

Argentina

29 de Enero de 2019

El desafío de hacer jugar el agua a favor y defender la cosecha

No para de llover, muchos campos siguen inundados, y los pronósticos indican que los excesos hídricos continuarán hasta la cosecha, como contracara “increíble” de la anterior campaña agrícola, castigada por la sequía. El agua en general es bienvenida en el campo, pero esta vez es tanta que vuelve a poner en riesgo la producción agrícola 2018-19 estimada hasta hace poco en US$ 30.000 millones.
   En este escenario, hay muchos aspectos a tener en cuenta para que el recurso hídrico juegue a favor para los rindes, y afecte lo menos posible. Porque no sólo se trata de pérdidas totales, también hay daños parciales incluso en lotes salvables, que pueden oscilar entre muy buenos a magros rendimientos por hectárea. 
   En estas condiciones, en sojas ya establecidas podrían proliferar enfermedades de fin de ciclo, es decir foliares fúngicas. También habrá putrefacciones de tallo en su base, sobre todo en los lotes donde hubo otra soja previa. En siembras tardías, por ejemplo, luego de un trigo, podrá haber problemas de emergencia debido a anegamientos que promueven la acción de patógenos en el suelo. En estos casos habrá que prestar atención a la semilla y a su protección. 
   En el caso del maíz con un buen año precisamente en lo que hace a lluvias tanto en cantidad como en fecha, también se podrán generar enfermedades foliares. 
   Un informe del INTA Oliveros, por ejemplo, advirtió que los cultivos del sur santafesino se encuentran afectados por Mancha Marrón y tizón bacteriano, por lo cual recomiendan intensificar monitoreos. 
   
   Es oportuno controlar hongos en cultivos con buen follaje, y es necesario prestar atención y medir lo que ocurre en el tercio inferior de la planta donde más se instalan los hongos. Hay muchos detalles a tener en cuenta para pulverizaciones efectivas. Y en relación a ello, en un año húmedo conviene reducir el peso de la máquina o bien aumentar su capacidad de tránsito. Equipos más bien livianos, con tanques cargados con el agua necesaria, barrales de fibra de carbono, rodados con flotación es decir de mayor superficie de apoyo y menor presión en lo posible, son recursos para aumentar la capacidad de circulación de los equipos por terrenos de baja capacidad importante. 
   Los hongos que propicia la humedad también son un riesgo para la hacienda, por las intoxicaciones que pueden provocar. En ese sentido, desde el INTA Balcarce brindaron recomendaciones para minimizar las pérdidas por síndrome distérmico generado por la ingestión de sustancias (ergoalcaloides) que agravan el efecto del calor, y la intoxicación hídrica, asociado a la ingesta excesiva de agua de individuos muy sedientos; todo lo cual se suma al estrés térmico y el efecto directo del calor sobre los animales. 
   Reunión por la emergencia 
   
   En este contexto que preocupa a todos, el jueves último se reunieron funcionarios nacionales y provinciales junto a representantes de las entidades de productores, para analizar los alcances del decreto 67/19 firmado esta semana por el presidente Mauricio Macri, que declaró la Emergencia Hídrica por 180 días en las regiones del NOA y Litoral. En ese sentido, el diputado nacional santafesino Luis Contigiani presentó un pedido de informes en la Cámara de Diputados para que el ejecutivo nacional brinde precisiones sobre “acciones concretas, instrumentos financieros, medidas impositivas a corto y mediano plazo, y qué obras públicas están en ejecución y proyectadas”. Algunas de esas inquietudes fueron respondidas en esa reunión por los funcionarios. Por ejemplo, el jefe de la Afip, Leandro Cuccioli anunció para los afectados (con DDJJ de Emergencia y/o Desastre) la prórroga de los impuestos anuales y la suspensión de medidas precautorias por faltas de pago. No se practicarán retenciones ni adelantos de Impuesto a las Ganancias durante la Emergencia para liberar capital de trabajo a los productores; y se implementaron planes de hasta 48 meses para deudas de todos los tributos con “tasa ventajosa” del 36 % anual, independientemente de la posición del productor en el SISA. 
   
   Respecto del Fondo Nacional para la Mitigación de Emergencias y Desastres Agropecuarios (FONEDA), el presidente de la Federación Agraria Argentina, Carlos Achetoni, estimó que su actualización “debería rondar los 5.000 millones de pesos”, ya que actualmente los 500 millones que rigen desde 2009 sin incremento alguno son “insuficientes”. 
   Otros dirigentes se sumaron a la propuesta y el director ejecutivo de la Sociedad Rural Argentina, Marcelo Fielder, describió que cuando se estableció ese monto “como mínimo” en la Ley -creen que por ello se podría ampliar ahora por decreto- el tipo de cambio estaba a $ 3.80/u$s, por lo que eran aproximadamente 130 millones de dólares, y hoy, al estar a $ 38/US$ debieran ser 5.000 millones, equivalente a los 130 millones de dólares originales”. 
   Enfermedades foliares. Proliferan en muchas zonas agrícolas, aún en las no inundadas. 
   
   Enfermedades foliares. Proliferan en muchas zonas agrícolas, aún en las no inundadas. 
   
   Hay mucho por hacer. Según describió Pablo Mercuri, del INTA, ya hay afectadas 1,4 millones de hectáreas de cultivos y 1,7 millones de cabezas bovinas. Y en otro informe presentado en la misma reunión, Celeste Saulo, directora del Servicio Meteorológico Nacional, explicó que si bien estábamos en un fenómeno Niño por la temperatura del agua del Pacífico, la actividad atmosférica no lo indicaba, por lo que las lluvias se debieron a fenómenos más locales que globales. También expresó que las perspectivas de lluvias en la región para el periodo febrero-abril ´19 superan los promedios históricos, por datos tomados de 8 diferentes institutos de investigación meteorológica de diferentes países (EEUU, UE, locales, etc.)
Fuente: Clarín