Oficinas comerciales

Ruta 20 KM 111 (CP 3248)

Villa San Marcial, Entre Ríos

Argentina

Estudio contable

03445 481721

Oficial Aguet 945 (CP 3170)

Basavilbaso, Entre Ríos

Argentina

21 de Marzo de 2019

El precio del maíz trepó de 5400 a 5600 pesos por tonelada en la Bolsa de Comercio de Rosario

Por lotes importantes la exportación llegó a pagar 5650 pesos; durante la jornada se habrían comercializado unas 100.000 toneladas

Mientras las labores de cosecha se aproximan al 10% del área apta, el maíz argentino volvió a concentrar ayer el mayor movimiento en el mercado doméstico, acorde con el importante volumen del cereal que debe embarcarse en las próximas semanas.

Por tonelada de maíz para las entregas inmediatas sobre el Gran Rosario los exportadores ofrecieron en forma abierta 5600 pesos, 200 más que anteayer. Sin embargo, por lotes importantes algunos compradores estiraron la propuesta hasta los 5650 pesos.

Para los puertos del sur de Buenos Aires, donde los exportadores suelen completar los buques procedentes de las terminales ubicadas sobre el Paraná, no hubo una mejora nominal para el valor del maíz, sino vía la apreciación del dólar respecto del peso (la paridad pasó de 40,30 a 40,65 pesos por dólar, según el tipo de cambio comprador, cotización divisa, del Banco Nación). En efecto, el cereal se cotizó a 148 dólares por tonelada para Bahía Blanca, sin cambios, y a 145 dólares para Necochea, con una quita de un dólar.

"En el ámbito de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) fue interesante la rueda para el maíz, con valores que se acercaron algo más a las pretensiones de los vendedores y con un volumen de operaciones estimado en torno de las 100.000 toneladas, entre el cereal con entrega inmediata y el grano negociado para las descargas entre abril y mayo, que se cotizó de 137 a 138 dólares por tonelada", contó una fuente del sector comercial a LA NACION.

Cabe destacar que los valores ofrecidos ayer por los exportadores quedaron por encima del FAS teórico calculado por la Secretaría de Agroindustria de la Nación en 5384 pesos por tonelada.

Según el último informe semanal de la BCR, en el período que va del 13 del actual al 4 de abril deben salir desde las terminales del Gran Rosario 1.825.395 toneladas de maíz; desde Bahía Blanca, 233.850 toneladas; desde Necochea, 39.200 toneladas, y desde otros puertos, 15.000 toneladas.

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) informó que los consumos pagaron entre 5200 y 5700 pesos por tonelada de maíz, según condición, calidad, procedencia y forma de pago.

En el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), las posiciones abril y julio del maíz sumaron US$0,50 y 0,10, mientras que sus ajustes fueron de 138 y de 132,60 dólares por tonelada.

Casi sin cambios se negoció ayer el maíz en la Bolsa de Chicago, donde los contratos mayo y julio sumaron US$0,10 y terminaron con valores de 146,25 y de 149,99 dólares por tonelada.

De persistir el actual tiempo húmedo y el incremento de las temperaturas, que favorecen el rápido deshielo que satura el cauce del río Missouri (atraviesa las Dakotas; bordea el límite entre Nebraska e Iowa, y surca el Estado de Missouri) anegando suelos agrícolas a su paso, el valor del maíz podría entrar en un período alcista, dado que en las próximas semanas se debe comenzar a sembrar el grano grueso de la campaña estadounidense 2019/2020.

El trigo y los ecos desde Brasil

En el día después del anuncio hecho por el gobierno de Brasil, de la liberación del Arancel Externo Común para un cupo de 750.000 toneladas de trigo que, en principio, se adjudicó a los Estados Unidos, como dio cuenta de manera oficial la Casa Blanca, pero que ayer la ministra de Agricultura brasileña, Tereza Cristina, asignó a todos los eventuales proveedores extra Mercosur, el mercado físico mostró ofertas de 170 dólares por tonelada para Bahía Blanca y para Necochea, sin cambios, y también de 170 dólares para el Gran Rosario, donde implicó una mejora de 5 dólares.

El FAS teórico del trigo fue calculado por Agroindustria en 7788 pesos por tonelada, equivalente a 192 dólares por tonelada, es decir, bastante por encima de lo ofrecido por los exportadores que, bien abastecidos, no tienen urgencias para el corto plazo. El organismo, además, relevó una caída del valor FOB del trigo pan argentino, de 232 a 230 dólares por tonelada, y una suba del producto estadounidense en el Golfo de México, de 224,10 a 226,80 dólares.

Los ecos de la medida comunicada por Brasil siguieron afectando el rumbo de los precios en el Matba, donde las posiciones julio y enero del trigo perdieron US$4,90 y 0,50, tras terminar la jornada con ajustes de 180 y de 169 dólares por tonelada. Para el contrato julio, que es el más operado en la actualidad, las últimas dos ruedas marcaron un descenso del 4,51% frente a los 188,50 dólares vigentes al cierre del lunes.

La BCBA informó que los molinos pagaron entre 6500 y 8200 pesos por tonelada de trigo, según calidad, procedencia y forma de pago.

Para el trigo de los Estados Unidos el cierre de la jornada fue alcista. La posición mayo en Chicago y en Kansas sumó US$3,03 y quedó con un ajuste de 170,77 y de 163,14 dólares por tonelada, respectivamente.

Si bien la posibilidad de despachar grano sin aranceles hacia Brasil fue parte de los fundamentos alcistas de la rueda, el principal factor de atención fue el clima. En ese sentido, inundaciones y excesos de precipitaciones afectan tanto al trigo de invierno en la región de las Grandes Planicies (particularmente en las Dakotas y en Nebraska) como a la inminente siembra del cereal de primavera, que entra en zona de riesgo por eventuales demoras. Esto y la abundante posición vendida que conservan los grandes fondos de inversión alentaron ayer las subas, que podrían prolongarse, más allá de alguna toma de ganancias de los especuladores.

Soja con mejora

Por tonelada de soja argentina la demanda ofreció ayer 9200 pesos para el Gran Rosario, $100 más que en la rueda anterior. El grano de la nueva cosecha, para las entregas en mayo, se negoció sin cambios, a 225 dólares por tonelada.

En el Matba las posiciones mayo y julio de la soja sumaron US$0,40 y 0,90, mientras que sus ajustes resultaron de 232,40 y de 238,50 dólares por tonelada.

Ayer, Agroindustria relevó la molienda argentina de soja durante febrero en 2.337.679 toneladas, por debajo de las 2.495.737 toneladas de enero, pero muy cerca de las 2.376.499 toneladas procesadas un año atrás. Además, el organismo ponderó las existencias de poroto de soja en poder de la industria al 1º de marzo en 1.109.484 toneladas, contra las 1.170.995 toneladas vigentes al inicio de febrero.

Las pizarras de la Bolsa de Chicago reflejaron ayer subas de US$0,73 sobre los contratos mayo y julio de la soja, cuyos ajustes fueron de 332,90 y de 337,86 dólares por tonelada. Sin novedades en torno de la guerra comercial entre los Estados Unidos y China, el movimiento alcista fue liderado por los fondos de inversión, que adquirieron 4500 contratos, equivalentes a poco más de 610.000 toneladas de la oleaginosa.

En cuanto al impacto sobre los precios de la soja de los excesos de humedad que se registran en amplias zonas agrícolas de los Estados Unidos, aún no hay un camino certero, a pocas semanas del inicio de la siembra de granos gruesos de la campaña 2019/2020.

Ocurre que si el tiempo se mantiene adverso sobre el Medio Oeste lo primero que se postergará será la implantación de maíz y ello podría sumar más tierras a la soja (las labores comienzan hacia el cierre de abril), con el consecuente impacto bajista, sobre todo en las puertas de entrada en un ciclo que comenzará con existencias récord. Así, solo si el mal clima atrasa la siembra de la oleaginosa los precios tendrían chances de subir, independientemente de lo que ocurra con la guerra comercial.

La Nación – Dante Rofi