Oficinas comerciales

Ruta 20 KM 111 (CP 3248)

Villa San Marcial, Entre Ríos

Argentina

Estudio contable

03445 481721

Oficial Aguet 945 (CP 3170)

Basavilbaso, Entre Ríos

Argentina

05 de Setiembre de 2019

Repuntó el valor de la soja en el mercado local y los negocios comenzaron a normalizarse

Las ofertas de los compradores crecieron de 230 a 240 dólares por tonelada para el Gran Rosario

Tras varias ruedas cruzadas por la incertidumbre cambiaria y por las nuevas disposiciones oficiales en torno de la liquidación de divisas, ayer el mercado local de granos dio síntomas concretos de normalización. Y la soja fue protagonista de la jornada.

Tras un inicio tranquilo de la jornada, con la mayoría de los compradores firmes en los US$230 pagados anteayer, la resistencia de los vendedores a convalidar esa propuesta; el aporte alcista de la Bolsa de Chicago, y la necesidad de mercadería de las fábricas posibilitaron un repunte de la cotización de la oleaginosa disponible para las entregas sobre el Gran Rosario hasta los 240 dólares por tonelada.

"Los 240 dólares eran el punto donde estaba plantada la oferta, cuando un comprador los convalidó y obtuvo mercadería el resto debió seguirlo y hacer de ese valor la oferta abierta del mercado", contó a LA NACION una fuente del sector comercial, que calculó en 60.000 toneladas los negocios por soja a remitir y en 160.000 toneladas el volumen de grano al que se le puso valor tras ser entregado bajo la modalidad "a fijar".

La tónica alcista se replicó también en los puertos del sur de Buenos Aires, donde los compradores mejoraron de 240 a 245 dólares por tonelada la oferta por la soja con descarga en Bahía Blanca y de 232 a 236 dólares la propuesta para Necochea.

De igual modo, la soja de la próxima cosecha, para las entregas entre abril y mayo sobre el Gran Rosario se negoció en alza, al pasar su precio de 230 a 235 dólares por tonelada.

En el Matba Rofex las posiciones noviembre y mayo de la soja sumaron US$3,80 y 2,30, mientras que sus ajustes resultaron de 246,80 y de 236,30 dólares por tonelada.

En Estados Unidos, las pizarras de la Bolsa de Chicago reflejaron ayer subas de US$2,21 y de 2,57 sobre los contratos septiembre y noviembre de la soja, cuyos ajustes fueron de 316,92 y de 321,69 dólares por tonelada. El principal fundamento alcista fue la confirmación por parte del USDA de una venta a México de 451.766 toneladas de la oleaginosa estadounidense.

En función del nuevo informe mensual sobre estimaciones agrícolas que el USDA publicará el jueves 12 del actual, los privados comenzaron a difundir sus propias proyecciones sobre la cosecha gruesa de los Estados Unidos. Para la firma Allendale Inc., la producción de soja 2019/2020 será de 95,23 millones de toneladas, gracias a un rinde promedio de 31,02 quintales por hectárea. Por su parte INTL FCStone calculó un volumen de 99,64 millones y un rendimiento de 32,48 quintales.

En su reporte de agosto el USDA estimó la cosecha de soja en 100,16 millones de toneladas y el rinde promedio nacional, en 32,62 quintales por hectárea, mientras que, doce días atrás, luego de recorrer los siete principales Estados productores de la oleaginosa los integrantes del Pro Farmer Tour calcularon la producción en 95,17 millones y el rendimiento, en 31 quintales.

Maíz sin resurgimiento

El valor del maíz volvió a caer ayer en la Bolsa de Chicago y se mantuvo en el nivel más bajo desde el 13 de mayo último. Al momento de fijar los ajustes de la rueda, las pizarras mostraron quitas de US$1,48 y de 0,99 sobre las posiciones septiembre y diciembre del cereal, cuyos precios resultaron de 136,21 y de 141,13 dólares por tonelada.

La mejora en la condición de los cultivos relevada anteayer por el USDA (la proporción en estado bueno/excelente creció del 57 al 58%) y la fuerte competencia que las exportaciones estadounidenses enfrentan de parte de la oferta de Brasil y de la Argentina mantuvieron bajo presión las cotizaciones del cereal.

No contribuyeron a superar la racha bajista las primeras proyecciones publicadas por los privados en la previa del informe mensual del USDA. En efecto, Allendale Inc. estimó la producción y el rinde promedio del maíz estadounidense en 349,39 millones de toneladas y en 105,26 quintales por hectárea, mientras que INTL FCStone calculó 350,76 millones y 105,70 quintales.

Si bien ambas estimaciones quedaron debajo de los 353,09 millones de toneladas y de los 106,39 quintales proyectados en agosto por el USDA, resultaron muy superiores a las cifras calculadas por el Pro Farmer Tour, de 339,31 millones y de 102,50 quintales por hectárea.

El mercado considera que una producción 2019/2020 en torno de los 350 millones de toneladas y existencias iniciales por casi 60 millones de toneladas constituirán una oferta difícil de "canalizar" frente a las agresivas ventas brasileñas y argentinas, favorecidas por una paridad cambiaria que las vuelve más atractivas para los compradores. Para los operadores, este es un hecho concreto y es bajista, a menos que finalmente la cosecha termine siendo muy inferior a las previsiones actuales.

En cambio, el "paquete gigante" de medidas para fomentar la demanda de etanol enunciado la semana pasada por el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, en su cuenta en Twitter, aún resulta una expresión de deseo, incapaz de modificar el rumbo del mercado, casi como la tantas veces promocionada vuelta de China a comprar granos estadounidenses.

En el mercado doméstico los exportadores elevaron de 120 a 123 dólares su oferta por el maíz con entrega inmediata sobre el Gran Rosario, mientras que para Bahía Blanca y para Necochea las propuestas de los compradores se mantuvieron estables, en 130 dólares por tonelada.

También se mantuvo sin cambios, en 130 dólares por tonelada, el valor del maíz de la próxima cosecha para las entregas entre febrero y marzo sobre el Gran Rosario. En el Matba Rofex, la influencia bajista externa condujo las cotizaciones del cereal a otro cierre negativo. Las posiciones diciembre y abril perdieron US$1,90 y 1, al terminar la jornada con ajustes de 130,60 y de 133 dólares por tonelada.

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) informó que los consumos pagaron entre 6700 y 7100 pesos por tonelada de maíz, según condición, calidad, procedencia y forma de pago.

Repunte parcial del trigo

Las deprimidas cotizaciones del trigo estadounidense encontraron ayer un remanso, gracias a la depreciación del dólar frente al euro, que recompone la competitividad del cereal estadounidenses frente a la abundante oferta de trigo de la Unión Europea. La posición diciembre del cereal en Chicago y en Kansas sumó US$2,67 y 0,83, en tanto que su ajuste fue de 169,30 y de 141,28 dólares por tonelada, respectivamente.

Otro dato alentador para las cotizaciones del trigo llegó desde Australia, dado que, según informó la agencia Reuters, los privados consideran que, como consecuencia del "tercer año con sequía consecutivo", la cosecha del cereal podría caer debajo de los 19 millones de toneladas, frente a los 21,10 millones proyectados por el Departamento de Agricultura, Recursos Económicos y Ciencia de Australia y de los 21 millones previstos por el USDA. Estacionalmente, la oferta australiana ingresa en el mercado al mismo momento que la argentina, cuando el ciclo comercial del hemisferio norte comienza su segundo semestre.

Pese a la falta de humedad que se evidencia en los cultivos del sudeste de Córdoba, el Ministerio de Agricultura estimó la cosecha 2019/2020 de trigo en 21 millones de toneladas

Y respecto de la Argentina, ayer la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación estimó en 21 millones de toneladas el volumen de la cosecha de trigo 2019/2020, por encima de los 19,46 millones del ciclo anterior.

En cuanto al mercado doméstico, la exportación elevó de 195 a 200 dólares por tonelada su oferta por trigo disponible para la zona del Gran Rosario, mientras que mantuvo estables las propuestas para Bahía Blanca y para Necochea, en 195 y en 185 dólares por tonelada, respectivamente.

También se mantuvieron mayormente estables los precios del trigo nuevo, dado que las ofertas de los compradores quedaron en US$150 por tonelada para las entregas entre noviembre y diciembre; en US$153 para febrero; en US$158 para febrero, y en US$160 para marzo.

En el Matba Rofex los ajustes de las posiciones diciembre y enero subieron US$1 al cerrar en 155 y en 157 dólares por tonelada.

La BCBA informó que los molinos pagaron entre 10.800 y 13.000 pesos por tonelada de trigo, según calidad, procedencia y forma de pago.

La Nación - Dante Rofi