Oficinas comerciales

Ruta 20 KM 111 (CP 3248)

Villa San Marcial, Entre Ríos

Argentina

Estudio contable

03445 481721

Oficial Aguet 945 (CP 3170)

Basavilbaso, Entre Ríos

Argentina

12 de Setiembre de 2019

Continúa la rotura de silo bolsas: ahora rompieron seis en Chacabuco

Uno de los productores damnificados fue Ricardo Kling, a quien le rompieron un silo bolsa pero con la particularidad de que el silo roto apareció con la firma de "UATRE".

"Hablé con la gente de UATRE y se desligaron. Están ensuciando una institución. Es más de política que otra cosa. Esto recién empieza, va a ser larga la cosa", destacó a Clarín Rural el productor.

En este sentido, el secretario General de la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (UATRE), Ramón Ayala, también aclaró la situación. "Desmentimos nuestra participación. Repudiamos estos hechos y nos solidarizamos con los productores afectados", aseguró.

Una vez aclarado este tema, para Kling estos ataques fueron provocados principalmente por la instalación de un pensamiento equivocado de la sociedad de que "los sojeros no liquidan sus granos", sobre todo luego de las nuevas medidas del Gobierno para contrarrestar a la falta de dólares. Según los cálculos, aún falta vender soja por US$ 8.000 millones.

"Uno lo guarda porque tiene que pagar insumos, combustible, sueldos de los empleados e impuestos. Es el único medio que tenemos para guardar", expresó Kling, quien se desarrolla como contratista rural y también arrienda campos para su propia producción.

"No es en que uno especula el precio. La única reserva que tenés en un año. Hasta abril del año que viene (cuando empieza la cosecha de soja) no tenemos más ingresos", agregó.

Estos hechos delictivos se vienen incrementando en la provincia de Buenos Aires desde la semana pasada. El primero consistió en la rotura de nueve silo bolsas en el establecimiento de Ricardo del Barro, que tuvo lugar en la madrugada del miércoles pasado en la localidad bonaerense de Lobos.

Luego, estos actos vandálicos siguieron este lunes en Chivilcoy. En primer lugar, en la Ruta Nacional 5, en el km 150, donde se encontró un bolsón destruido con la soja a la soja intemperie. Luego, tras conocerse esta noticia, que parecía un hecho aislado, se replicaron dos casos más. Uno de ellos fue en un campo ubicado en la intersección de dicha ruta y la Ruta Provincial 51 y el otro, también en la Ruta Nacional 5, muy cerca de Alberti.

Los campos que disponen conectividad (Internet) y tendido eléctrico pueden llegar a tener cámaras. Pero sólo se ubican próximos a las casas o a los galpones. Pero cuando son en lotes de producción donde no se reside, la vigilancia a distancia es prácticamente nula. También circulan patrullas rurales pero al tener que recorrer extensiones tan largas, no dan a basto.

En este sentido, desde el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca resaltaron la guía que brinda información y asesoramiento para aquellos que se vean afectados por hechos delictivos relacionados al proceso de la cosecha, pero desde la cartera agropecuaria pidieron fundamentalmente que "siempre hagan la denuncia".

"Repudiamos cualquier acto de vandalismo y violencia, tanto en las zonas urbanas como rurales de nuestra provincia. Trabajamos con Cristian Ritondo (ministro de Seguridad bonaerense) y el equipo de Seguridad Rural para esclarecer los casos de público conocimiento, determinar responsabilidades y actuar en consecuencia", señaló por su parte el ministro de Agroindustria bonaerense, Leonardo Sarquís, para llevar tranquilidad.

Ahora bien, los silo bolsas están hechos con mezclas de polietileno virgen con aditivos para soportar las temperaturas y las lluvias. En la medida estándar que usan los productores (9 pies por 60 metros de largo) caben aproximadamente 200 toneladas de soja y permiten guardar los granos por lo menos dos años.

"Para poder romperlo, hay que hacer fuerza con algún objeto punzante. Pero contra el vandalismo, no resiste ningún silo", dijo una fuente del sector de silo bolsa.

Clarín – Esteban Fuentes