Oficinas comerciales

Ruta 20 KM 111 (CP 3248)

Villa San Marcial, Entre Ríos

Argentina

Estudio contable

03445 481721

Oficial Aguet 945 (CP 3170)

Basavilbaso, Entre Ríos

Argentina

25 de Setiembre de 2019

"Si no hay restricciones", en 2020 el país podría vender 500.000 toneladas más de trigo a Brasil

Brasil podría necesitar comprar el próximo año unas 500.000 toneladas más de trigo debido a problemas climáticos que afectaron a su producción. El dato se dio a conocer en el marco del congreso de la Asociación Brasileña de la Industria del Trigo (Arbitrigo) en Campinas, a 60 km de San Pablo.

Se trata de una buena noticia para la Argentina que la podrá aprovechar si continúa la libre exportación del cereal más allá del 10 de diciembre próximo. El Gobierno estima que el país puede abastecer esas 500.000 toneladas que requerirá el vecino país.

En diálogo con LA NACION desde el congreso de Arbitrigo, Jesús Silveyra, subsecretario de Mercados Agropecuarios del Ministerio de Agricultura, contó que "por problemas climáticos Brasil va a tener que importar entre 6,5 y 7 millones de toneladas (unas 500 mil toneladas extra)" para 2019/2020. Su cosecha "orillaría" los 6 millones de toneladas.

Según el funcionario argentino, el próximo año la Argentina podría vender en Brasil hasta 5,5 millones de toneladas, "500.000 más" versus el ciclo actual.

Silveyra, no obstante, aclaró que eso será "si no hay restricciones a las exportaciones". Una alusión directa a lo que pueda ocurrir en un eventual mandato de Alberto Fernández si gana las elecciones del 27 de octubre próximo.

Hasta agosto pasado, la Argentina colocó en ese mercado, su mayor cliente individual, unas 4 millones de toneladas y la previsión es cerrar el año en 5 millones de toneladas. Esto dejaría ingresos por unos US$1200 millones.

Las cuatro millones de toneladas exportadas por el momento representan una merma en volumen cercana al 6% versus igual período del año pasado.

¿Por qué es menor en tonelaje? "En los últimos dos meses a la industria se le complicó conseguir trigo para exportación porque el productor no vende", explicó una fuente del sector comercial.

"El productor argentino está reteniendo y es un problema que también está afectando a la industria", agregó la fuente que estimó en unos 3 millones de toneladas lo que resta vender de la última cosecha, que se ubicó en 19,46 millones de toneladas.

"El trigo se llegó a pagar 240 dólares en el mercado interno y el trigo diciembre está en 161 dólares. Ante esta diferencia no se entiende por qué retiene", añadió.

En su charla, el funcionario argentino presentó los datos del trigo argentino de esta campaña 2019/2020: una superficie de 6,6 millones de hectáreas (6,29 millones de hectáreas el año pasado), una cosecha de 20,5 millones de toneladas y un saldo exportable de 14 millones de toneladas.

Por otra parte, en Arbitrigo un disertante norteamericano reclamó porque no se reglamentó las 750.000 toneladas sin aranceles para la importación que Jair Bolsonaro, presidente de Brasil, le prometió a su par de EE.UU. Donald Trump. Hoy el trigo extra Mercosur debe pagar 10% de aranceles.

Estados Unidos quería todo ese cupo para sí, pero para evitar el enojo argentino Brasil aclaró que era para mercadería de cualquier origen.

"Ese cupo es OMC, para todos (los que quieran vender a ese mercado)", dijo Silveyra sobre la postura argentina.

La Nación - Fernando Bertello