Oficinas comerciales

Ruta 20 KM 111 (CP 3248)

Villa San Marcial, Entre Ríos

Argentina

Estudio contable

03445 481721

Oficial Aguet 945 (CP 3170)

Basavilbaso, Entre Ríos

Argentina

27 de Noviembre de 2019

China y Brasil en el camino de la soja estadounidense

A la falta de acuerdos entre los gobiernos de Estados Unidos y de China para morigerar los efectos negativos de la guerra comercial iniciada en marzo de 2018 se agrega ahora la fuerte devaluación que el real viene experimentando en las últimas jornadas frente al dólar, que mejora la competitividad de las exportaciones de Brasil, el principal proveedor mundial de soja. Ambos fundamentos resultaron determinantes para que el valor de la oleaginosa sumara ayer la quinta rueda bajista consecutiva en la Bolsa de Chicago.

Al cierre de los negocios las pizarras reflejaron pérdidas de US$3,03 y de 3,04 sobre los contratos enero y marzo de la soja, cuyos ajustes resultaron de 324,91 y de 330,23 dólares por tonelada. La posición más cercana, que se mantiene en el nivel más bajo desde los 323,53 dólares del 11 de septiembre último, acumuló una pérdida del 3,7% respecto de los 337,41 dólares del cierre del 15 del actual, momento en el que comenzó la racha negativa, sólo interrumpida por un ligero repunte en la rueda del martes 19.

La incertidumbre sobre el rumbo que tomarán las negociaciones entre Estados Unidos y China, cuando aún no se logró consensuar un documento sobre los acuerdos de palabra alcanzados en la última reunión formal mantenida entre funcionarios de ambos países el 10 y el 11 de octubre en Washington, resulta propicia para que los fondos de inversión especuladores prolonguen la liquidación de contratos de soja en el mercado estadounidense, con el consecuente efecto bajista sobre los precios.

Además, las persistentes versiones sobre grandes compras de soja brasileña por parte de compradores chinos, que ya están reservando granos de la nueva cosecha del país sudamericano -comenzará a mediados de enero y ganará fuerza durante febrero-, ponen en evidencia la posibilidad de que el conflicto comercial se extienda hacia 2020.

Y para agravar aún más las preocupaciones de los operadores estadounidenses, el real volvió a depreciarse ayer frente al dólar, al pasar la paridad entre ambas monedas de 4,2120 a 4,2320. Vale destacar que durante la jornada esa paridad se ubicó en 4,2890 reales por dólar, el nivel más alto para la divisa estadounidenses desde 2015. "El real más débil mejora la competitividad de la mercadería brasileña", aseguró a LA NACION desde San Pablo Ana Luiza Lodi, especialista en soja de la consultora estadounidense INTL FCStone.

Agregó que la cosecha brasileña 2018/2019 está prácticamente agotada y que la comercialización de la soja de la nueva campaña evidencia un adelanto de 10 puntos porcentuales respecto de igual momento del año pasado. "Si la guerra comercial se prolonga el escenario será muy favorable para las exportaciones de Brasil", destacó Lodi.

Para INTL FCStone, el volumen de la cosecha brasileña 2019/2020 será récord, con una estimación de 121,78 millones de toneladas, frente a los 115,03 millones recolectados en el ciclo precedente y a los 119,28 millones de la campaña 2017/2018, según datos de la Compañía Nacional de Abastecimiento, dependiente del Ministerio de Agricultura de Brasil.

Ahora, con el retorno de las lluvias a las principales zonas agrícolas que demandaban mayor humedad, los especialistas consideran que Brasil está en camino para alcanzar un volumen de soja sin precedente en la nueva campaña.

La Asociación Nacional de Exportadores de Cereales de Brasil (ANEC) informó ayer que hasta el 23 del actual las exportaciones de poroto de soja suman en lo que va del año 68,70 millones de toneladas y que el año cerrará con ventas totales por 72 millones, un volumen que quedará abajo del récord de 2018, cuando los embarques totalizaron 82,80 millones de toneladas, con más del 80% rumbo a China.

Desde la ANEC sostuvieron que, si la cosecha 2019/2020 se desarrolla con normalidad y si la guerra comercial entre Estados Unidos y China se extiende, Brasil tendrá un "crecimiento natural" de sus exportaciones, pero sin volver al nivel de 2018, que fue un "año fuera de la curva normal".

Mercado local

Las nuevas bajas externas repercutieron ayer sobre el mercado doméstico, donde las fábricas redujeron sus ofertas abiertas por la soja disponible para el Gran Rosario de 248 a 243 dólares por tonelada. Las quitas también se reflejaron en Bahía Blanca y en Necochea, donde los compradores propusieron 237 y 238 dólares por tonelada, US$3 y 2 menos que anteayer.

Por soja de la próxima cosecha, para las entregas entre abril y mayo, los interesados ofrecieron 232 dólares por tonelada para el Gran Rosario y para Necochea, US$3 menos que en la rueda previa, en tanto que para Bahía Blanca volvieron a proponer 235 dólares.

En el Matba Rofex el saldo fue negativo para los precios de la soja. Las pizarras mostraron pérdidas de US$3,10 y de 4,80 sobre los contratos enero y mayo, cuyos ajustes fueron de 248 y de 232 dólares por tonelada.

La Nación - Dante Rofi