Oficinas comerciales

Ruta 20 KM 111 (CP 3248)

Villa San Marcial, Entre Ríos

Argentina

Estudio contable

03445 481721

Oficial Aguet 945 (CP 3170)

Basavilbaso, Entre Ríos

Argentina

28 de Setiembre de 2020

Decisiones Financieras

Todos los días nos encontramos tomando decisiones financieras, arrendar un campo, comprar una maquinaria, comprar insumos, repuestos, inversiones, tomar personal, etc.. Por lo tanto, es un aspecto muy importante dentro de la Pyme, y también en la vida. Acertar en este tipo de decisiones es muy significativo para alcanzar objetivos, minimizar los peligros y riesgos en nuestras inversiones. A continuación, se muestran una serie de consejos básicos imprescindibles para la toma de decisiones financieras.

Establecer objetivos claros
Las decisiones financieras siempre deben ir encaminadas a la consecución de los objetivos y metas de la Pyme. Estos objetivos deben ser delimitados antes de la toma de decisiones y deben ser realistas, esto es, deben estar dentro de las posibilidades financieras de la Pyme.

Conocer los datos contables
Para que una Pyme pueda tomar una decisión financiera adecuada o, al menos, contar con las herramientas necesarias para la toma de decisiones, es imprescindible conocer los datos contables de la Pyme, y que estos datos contables sean útiles y fiables.
  
Acopio de información
Para poder tomar una decisión y establecer unos objetivos, es básico tener la máxima información acerca de las diferentes alternativas existentes. Por ejemplo ¿qué ventajas e inconvenientes tiene invertir en este o aquel sector de negocio? Cuanto más completa y veraz sea la información que se posee sobre las alternativas, más eficaces se será en la toma de decisiones.
 
Evitar la precipitación
La toma de decisiones financieras es muy importante en la Pyme ya que determina en gran medida el camino que se toma y la forma en la que pretende alcanzar sus objetivos. Asimismo, una decisión financiera equivocada puede tener graves, por ello, es imprescindible evitar la precipitación y analizar todos los datos contables, valorar las diferentes opciones y establecer los pros y contras de invertir en uno u otro campo.
 
Ser racional
A veces al tomar una decisión en la vida se deja llevar por la emoción del momento, por la ilusión o, simplemente, por la intuición o el estado de ánimo. A la hora de tomar una decisión financiera hay que evitar dejarse llevar por estas emociones y tratar de ser racional. Eso sí, un punto de riesgo nunca viene mal, pero siempre con un apoyo racional.
 
Olvidar lo que hacen otros
Las decisiones financieras y empresariales no deben estar marcadas ni influenciadas por lo que haga la competencia. Ellos habrán hecho su propio análisis de situación y habrán actuado en consecuencia, pero cada Pyme tiene sus propias características, posibilidades y objetivos. Por tanto, las inversiones financieras solo deben tener en cuenta las características, posibilidades y objetivos de la Pyme.
 
Aprender de los errores
Todo lo anterior serviría de poco si no se acepta la responsabilidad ante las repercusiones negativas de las decisiones y no se hace nada para aprender de los errores. El fracaso es necesario para el éxito, pero solo si se analizan las razones del fracaso y se trabaja para mejorar las decisiones de futuro.
Consúltenos, podemos ayudarlo.