Oficinas comerciales

Ruta 20 KM 111 (CP 3248)

Villa San Marcial, Entre Ríos

Argentina

Estudio contable

03445 481721

Oficial Aguet 945 (CP 3170)

Basavilbaso, Entre Ríos

Argentina

18 de Diciembre de 2017

Productores de Lobería reclaman una obra para evitar las inundaciones

Afirman que son más de 35.000 hectáreas las afectadas por el avance del agua; reclaman el uso de fondos extraordinarios

Productores del sudeste de la provincia de Buenos Aires piden una obra hidráulica que solucione las inundaciones que afectan a una superficie de más de 35.000 hectáreas. El gobierno provincial inició la primera parte de la obra y licitará la segunda etapa en 2018.

"Hace 80 años mi abuelo hizo el canal que garantiza la salida de agua al mar de todas las cuencas de la zona. Ese canal se fue deteriorando y hay que limpiarlo", afirmó Alejandro Salemme, dueño de la estancia Moromar, en el partido de Lobería. "Es una obra que necesitamos hacer urgente porque se inundan los campos, no sólo mi propiedad, sino también todos los lotes ubicados hacia el norte", dijo el productor, quien hoy tiene al menos 400 hectáreas anegadas donde el año pasado produjo sorgo, trigo y maíz.

En el partido de Lobería, entre las cuencas de los arroyos El Moro, La Malacara y La Nutria Mansa, existen subcuencas. Entre el arroyo El Moro y La Malacara, ambos con salida al mar, hay una cuenca intermedia cuyo exceso de agua choca contra las dunas y afecta la salida que proviene de las cuencas superiores. Entre ambas cuencas suman una superficie de 35.800 hectáreas.

"Hay que abrir un corte dunoso para que ese excedente de agua salga lo más rápido posible y evite el anegamiento. Ya comenzaron con la primera parte de los trabajos en septiembre, pero estamos pidiendo que realicen la segunda etapa: no se pueden hacer los trabajos de arriba si no se ejecuta antes la apertura del canal al mar", explicó Salemme, y reclamó que deberían usarse los fondos extraordinarios del municipio declarado en emergencia hídrica.

El corte dunoso, de unos 2500 metros, cruza 1600 hectáreas de un bosque de pinos de dunas fijadas, obra que también realizó el abuelo de Salemme. "Las lluvias de marzo y abril fueron muy duras: antes, cuando llovían 30 milímetros no se acumulaba agua, y ahora es como si hubiesen llovido 200 milímetros", afirmó el productor.

Fuentes del Ministerio de Infraestructura de la provincia explicaron que en el presupuesto 2018, aprobado recientemente por la Legislatura de la provincia de Buenos Aires, está prevista la obra Corte del Cordón Medanoso, con un presupuesto estimado de $ 30 millones ($ 20 millones para 2018 y $ 10 millones para 2019), que permitiría una salida directa del canal al mar. Pero aclararon que se licitaría en el transcurso de 2018 para finalizarse a mediados de 2019.

Susana Laborde, jefa de la Región V de Hidráulica del Ministerio de Infraestructura bonaerense, explicó que "la Dirección Provincial de Saneamiento y Obras Hidráulicas (DPOH) está realizando un proyecto de drenaje de dos etapas: el primero se está ejecutando en convenio con el municipio de Lobería y la segunda parte está prevista para el año próximo. En Lobería se ha trabajado desde hace años con los vecinos y con la municipalidad para la resolución de los problemas hidráulicos". Laborde trabaja en conjunto con los productores, incluido Salemme, para intentar dar una solución al conflicto.

La semana pasada se licitó la limpieza del arroyo El Moro, una obra de 40 kilómetros con un plazo de 270 días que se iniciará en marzo de 2018, con un presupuesto aproximado de 23 millones de pesos.

Además, la funcionaria explicó: "La realización de una primera etapa de ensanche en los primeros 700 metros no perjudica, al contrario, favorece que el agua se vaya abriendo camino en la arena por el aumento del caudal inicial. En la segunda etapa hay diez metros de caída entre el bajo donde termina la etapa en construcción y la playa, y el canal está abierto; favorecer ese drenaje generará un aumento de la sección hidráulica en la segunda etapa porque con tal diferencia de niveles el agua abrirá por arrastre el canal. La efectividad de esta forma de trabajo se evidenció en más de diez obras de cortes dunosos realizados en el frente costero sudeste".

Las zonas inundadas no sólo afectan a la estancia Moromar, sino también a otros campos aledaños, una escuela rural, donde según cuentan los productores la docente no pudo asistir a dar clases durante cuatro meses, y sucesivos cortes en la ruta provincial 88.

La Nación – Josefina Pagani