Oficinas comerciales

Ruta 20 KM 111 (CP 3248)

Villa San Marcial, Entre Ríos

Argentina

Estudio contable

03445 481721

Oficial Aguet 945 (CP 3170)

Basavilbaso, Entre Ríos

Argentina

20 de Diciembre de 2017

Sigue trabada la fijación de valor para más de un millón de toneladas de soja en Rosario

Las fábricas volvieron a ofrecer $ 4400 por tonelada, sin cambios; frente a la devaluación del peso frente al dólar, los vendedores esperaban un mejor precio; cuarta rueda bajista consecutiva en la Bolsa de Chicago

Con el inexorable paso de las ruedas y con el 29 del actual como fecha límite para ponerle valor a más de un millón de toneladas de soja, en el mercado local de la oleaginosa se vivió ayer otra jornada de desventura para quienes no pudieron o no supieron "capturar" precios en su debido momento y optaron por entregar su mercadería bajo la modalidad "a fijar".

Ocurre que, pese a la expectativa generada por la devaluación del peso frente al dólar (0,74%), la demanda mantuvo inalterable su propuesta, en 4400 pesos por tonelada, muy lejos 4550/4600 pesos que fueron el objetivo de los vendedores hasta pocos días atrás.

"El malestar comienza a acentuarse entre quienes postergaron la puesta de valor a la soja entregada. Hoy (por ayer) muchos esperaban subas de, como mínimo, 50 pesos, pero ni eso consiguieron", contó a LA NACION un operador que asistió a esas negociaciones truncas.

Agregó que en el mercado el cálculo de soja a fijar con vencimiento a fin de mes ronda los 1,5 millones de toneladas. "Ese volumen debería quedar con precio en el transcurso de las próximas siete ruedas. Un objetivo que los vendedores están casi obligados a cumplir porque, de lo contrario, será el comprador el que resuelva por ellos el valor y sin ninguna necesidad de ser generoso", dijo el operador, con una importante carga de ironía, pero con mucho de razón. Vale recordar que, por contrato, al vencimiento, y frente a la falta de acuerdo entre las partes, es el comprador quien tiene la potestad para fijar el precio de la operación.

Por fuera de ese mercado trabado, y en medio de una serie de cuatro ruedas bajistas consecutivas en la Bolsa de Chicago, muchos vendedores interesados en nuevas operaciones optan en estos días por hacer negocios a través del Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), donde la posición enero ayer cerró con un ajuste de 257,90 dólares por tonelada (bajó 1,5 dólares), equivalentes a 4539 pesos.

A pesar de la ausencia de ofertas abiertas, los interesados en soja de la próxima cosecha para las entregas en mayo sobre el Gran Rosario se mostraron dispuestos a pagar 255 dólares por tonelada. En el Matba, la posición mayo perdió US$ 1,10 y terminó la rueda con un ajuste de 260,80 dólares por tonelada.

Con las lluvias en la Argentina otra vez como uno de los principales factores bajistas, los precios de la soja cerraron en baja en la Bolsa de Chicago. Al momento de fijar los ajustes de la rueda, las pizarras mostraron quitas de US$ 2,02 y de 2,12 sobre los contratos enero y marzo, cuyos valores resultaron de 351,27 y de 355,22 dólares por tonelada.

También aportó a la tónica negativa la previsión de buenas lluvias para las zonas productoras de soja de Brasil, donde pese a los 108 millones de toneladas proyectados por el USDA en su último reporte mensual de estimaciones agrícolas, los privados ven un piso sólido productivo en torno de los 110 millones de toneladas para la campaña 2017/2018.

Cereales firmes

Por tonelada de trigo con entrega inmediata los exportadores volvieron a pagar 2850 pesos para Necochea y 2800 pesos para Bahía Blanca y para el Gran Rosario. Al igual que el lunes, para las terminales ubicadas sobre el Paraná se pudieron obtener hasta $ 50 más, según el volumen de lote comprometido.

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires informó que los molinos pagaron entre 2650 y 3000 pesos por tonelada de trigo, según calidad, procedencia y forma de pago.

El trigo para las descargas durante el mes próximo se mantuvo estable, en US$ 165 por tonelada para Bahía Blanca y para el Gran Rosario, y en US$ 162 para Necochea. En el Matba, las posiciones enero y julio del cereal sumaron US$ 0,80 y 0,50, en tanto que sus ajustes fueron de 163 y de 176,50 dólares por tonelada.

Con altibajos fue el cierre de los negocios para el trigo de los Estados Unidos, dado que mientras en Chicago el contrato marzo bajó US$ 0,37 y terminó con un ajuste de 154,14 dólares por tonelada, en Kansas, la misma posición sumó US$ 0,27, al quedar con un valor de 154,32 dólares.

Respecto del maíz argentino, los exportadores propusieron $ 2550 por tonelada para Bahía Blanca y $ 2500 para Necochea y para el Gran Rosario, sin variantes.

El maíz de la nueva cosecha, para las entregas entre marzo y julio sobre el Gran Rosario, osciló de 145 a 148 dólares por tonelada. En el Matba, la posición abril del grano grueso subió US$ 0,30 y terminó la rueda con un precio de 150,80 dólares.

Las pizarras de Chicago reflejaron mejoras de US$ 0,19 y de 0,20 sobre los contratos marzo y mayo del maíz, cuyos ajustes fueron de 136,80 y de 140,05 dólares por tonelada. Las buenas lluvias previstas para Sudamérica y el propio peso de las existencias estadounidenses limitaron las ganancias.

La Nación – Dante Rofi