Oficinas comerciales

Ruta 20 KM 111 (CP 3248)

Villa San Marcial, Entre Ríos

Argentina

Estudio contable

03445 481721

Oficial Aguet 945 (CP 3170)

Basavilbaso, Entre Ríos

Argentina

09 de Enero de 2018

El trigo confirma una muy buena campaña en los lotes cordobeses

Con el 60% del área trillada, los rindes son altos y se proyecta uno de los mejores ciclos de los últimos diez años, según la Bolsa cordobesa. El análisis de los productores y asesores.

La cosecha triguera arrancó con excelentes rendimientos en la provincia de Córdoba y con picos de 70 quintales por hectárea. Con el 60% del área trillada, la tendencia se confirma y se proyecta una producción de 4,15 millones de toneladas, según la Bolsa de Cereales cordobesa. Es casi un 20% menos que el ciclo anterior -que fue excelente- pero es la segunda mejor campaña de los últimos diez años y el triple de los que se logró hace tres años, cuando apenas se trillaron 1,3 millones de toneladas (2013/14).

Los departamentos que concentran los mejores rendimientos trigueros son Unión y Marcos Juárez, la zona en la que trabaja Luciano Ascheri, asesor del CREA Monte Maíz. “La verdad que es un año excelente, con productores que han logrado más de 70 quintales de promedio cerca de Escalante y Monte Maíz”, le contó a Clarín Rural.

El primer factor que influyó fue el clima, que favoreció al cultivo con un inverno benigno y húmedo, una primavera fresca -casi sin golpes de calor- y una oferta hídrica interesante, que osciló entre los 500 y 600 milímetros en el sudeste cordobés. “Al final de ciclo, las buenas condiciones ambientales permitieron prolongar la etapa crítica del llenado de granos con muy buenos resultados”, destacó Ascheri.

Cerca de Laborde, en el Departamento Unión, el asesor Lisandro Errasquin también relevó un escenario de rindes muy bueno. “Los productores se sorprendían cuando veían picos de 100 quintales en el monitor de rinde, pensaban que algo andaba mal, que no podía ser, y después el promedio daba más de 70 quintales”, aseguró.

En su zona, los lotes en los que se dieron estos rindes son los que contaron con el nitrógeno antes o en el arranque de la siembra (entre 250 y 300 kilos por hectárea), con buena genética de semillas y con un manejo sanitario sin fisuras, porque hubo que realizar hasta tres aplicaciones de fungicidas en algunos casos por la alta incidencia de roya amarilla, la enfermedad de la campaña (en menor medida, también se detectaron casos de roya anaranjada y del tallo). Lógicamente también influyó que el cultivo comenzó su ciclo con una oferta hídrica casi ideal en muchos lotes.

En Inriville, el productor Carlos Martín Triunfetti, miembro del CREA Posta Espinillos, logró un promedio de 53 quintales. “Es muy bueno para nuestra zona pero me preocupa el tema de las enfermedades, porque también tuvimos que realizar dos y hasta tres aplicaciones de fungicidas. Necesitamos más materiales que combinen altos rendimientos con resistencia a las principales enfermedades”, planteó.

Más al sur de Córdoba, en los lotes que están cerca de Río Cuarto, la media de rendimiento oscila cerca de los 40 quintales, con picos de 70 quintales. “En las hectáreas que contamos con riego, el promedio fue de 60 quintales y los picos de 100 quintales”, precisó el productor y asesor Andrés Marra.

En su último informe sobre trigo, la Bolsa de Cereales de Córdoba estima que el rendimiento promedio en la provincia es de 33 quintales por hectárea (un 4% menos que en el ciclo 2016/17), porque en los departamentos del norte los promedios de rinde fueron más bajos (en algunos casos de solo 17 quintales) que en el sudeste y en el sur.

Los técnicos también advierten que la suba del precio de la urea y del fosfato -a la par que la caída en la cotización del trigo, al momento de sembrar- influyó en el nivel tecnológico aplicado en el cultivo que fue algo más bajo que la campaña anterior.

Los asesores y productores que hablaron con Clarín Rural coincidieron en que los altos rendimientos se lograron solo en los campos que recibieron un paquete tecnológico adecuado para la demanda del cultivo.

A nivel nacional, la Bolsa de Comercio de Rosario proyecta que la cosecha triguera va a llegar a los 17,3 millones de toneladas, casi un millón de toneladas menos que el muy buen ciclo 2016/17, que terminó con 18,2 millones de tonelada. En Córdoba se va a trillar algo más del 23% del total nacional.

Clarín – Gastón Neffen