Oficinas comerciales

Ruta 20 KM 111 (CP 3248)

Villa San Marcial, Entre Ríos

Argentina

Estudio contable

03445 481721

Oficial Aguet 945 (CP 3170)

Basavilbaso, Entre Ríos

Argentina

19 de Enero de 2018

Por baja competitividad, Bunge paraliza líneas de producción

La compañía multinacional cerealera Bunge se encuentra encarando un "proceso de readecuación" en su planta de Campana, en el que se prevé que algunas de sus líneas de producción de fertilizantes queden inactivas. Con la planta del Complejo Industrial de dicha localidad paralizada desde hace unos días, fuentes gremiales estimaron que la compañía está decidida a despedir cerca de 100 operarios, de los más de 200 que allí la compañía emplea.

Fuentes cercanas a la compañía precisaron a El Cronista que todavía no se definieron la cantidad de cesantías que habrá y que se están llevando adelante negociaciones con el gremio del sector en el marco del Ministerio de Trabajo. La situación se enmarca en un contexto de falta de competitividad de la planta, producto de la suba de costos para producir (costos laborales) y un mercado internacional altamente competitivo, que produce los mismos productos a más bajo costo.

A nivel nacional, sin embargo, el consumo de fertilizantes en el agro se encaminó el año pasado hacia un nivel récord. En total, incluyendo agricultura, ganadería y también la producción de caña de azúcar, el sector comercializó alrededor de 3,8 millones de toneladas, un salto de cerca del 6% con respecto a 2016, según datos de la Cámara de la Industria Argentina de Fertilizantes y Agroquímicos (CIAFA). Claro que ese crecimiento se da con una importante suba de las importaciones, motivo que dio pie al sindicato a temer un reemplazo de la producción nacional por productos importados.

En Campana, Bunge actualmente dispone de cinco líneas de producción de fertilizantes, y la intención de la compañía sería continuar con la actividad productiva, aunque sólo con las líneas más "competitivas". "Muchas de las líneas son deficitarias", precisaron, por lo que la readecuación vendría por el lado de sustentabilidad a los segmentos que sí quedarán en producción.

El Cronista – Manuel Parera