Oficinas comerciales

Ruta 20 KM 111 (CP 3248)

Villa San Marcial, Entre Ríos

Argentina

Estudio contable

03445 481721

Oficial Aguet 945 (CP 3170)

Basavilbaso, Entre Ríos

Argentina

02 de Febrero de 2018

Liquidación de divisas agro sumó u$s1.800 millones en enero

En el mismo mes, pero de 2017 alcanzó los u$s2.050 millones, lo que muestra una caída del 8,3%. Durante todo el año pasado sumó u$s21.399 millones y el retroceso respecto a 2016 fue del 11%.

La liquidación de divisas del sector agroexportador argentino sumó en enero poco más de u$s1.879 millones; en comparación con el mismo mes del año anterior, la caída fue del 8,3% porque para ese entonces había alcanzado los u$s2.050 millones.

La Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC) daban a conocer esta información de manera semanal, pero a partir de este año pasó a ser mensual porque ya no es obligatoria la liquidación de divisas dentro de un plazo estipulado por el Gobierno.

Así es que el año arrancó con una disminución con respecto a 2017 que ya fue un período de retracción en cuanto al ingreso de dólares del sector agropecuario.

Durante todo el año pasado el ingreso de divisas fue de u$s21.399 millones, cuando en el año anterior había alcanzado los u$s23.962 millones, así es que la caída interanual fue de casi el 11%.

Según detallaron desde el sector exportador local, tuvo gran influencia la retención de soja por parte de los productores. Básicamente los agricultores locales financiaron gran parte de su negocio con la venta de maíz y trigo mientras prefirieron almacenar la oleaginosa ante un escenario de precios deprimidos y por sobre todo esperando que se haga efectiva la baja del 0,5% por mes de las retenciones.

Es importante remarcar que el ingreso de divisas en este sector se produce con bastante antelación a la exportación, los tiempos rondan entre los 30 días en el caso de la exportación de granos y alcanza hasta los 90 días en el caso de la exportación de aceites y harinas proteicas. Esa anticipación depende también del momento de la campaña y del grano de que se trate.

Así es según los datos proporcionados por la empresa marítima Nabsa, los embarques de maíz acumulados en enero arrojaron un incremento del 150% en comparación con el volumen despachado en el mismo mes del año anterior, ya que sumaron 1,6 millones de toneladas frente a los 0,6 millones de 2017.

Por su parte, el trigo argentino continúa con un buen desempeño en el comercio exterior. Durante enero el volumen embarcado ascendió a 2,1 millones de toneladas, reflejando un crecimiento del 25% respecto al volumen despachado en el mes de diciembre y 6% mayor que el dato de enero de 2017.

Las exportaciones del cereal continúan creciendo y a esto se le suma una mayor diversificación en los destinos de venta. En el mes bajo análisis las ventas externas se distribuyeron entre países como Argelia, Indonesia, Tailandia. Aunque Brasil resultó el principal comprador del trigo nacional, con una participación del 28%.

Ahora, en cuanto a las previsiones para todo este año, si bien todavía es muy pronto, habría un repunte.

La rebaja de las retenciones mensual influye y mucho en la decisión de los productores y lo mismo sucede con las cotizaciones internacionales, que hasta el momento vienen mostrando subas de la mano de un agitado mercado climático.

La cosecha de soja de Brasil viene demorada por las lluvias y el desarrollo de la oleaginosa en la zona núcleo de la Argentina muy complicado por la sequía.

Por supuesto que esta situación puede revertirse, pero a la fecha los productores están tomando posición aprovechando las subas que muestra el mercado.

Ámbito Financiero