Oficinas comerciales

Ruta 20 KM 111 (CP 3248)

Villa San Marcial, Entre Ríos

Argentina

Estudio contable

03445 481721

Oficial Aguet 945 (CP 3170)

Basavilbaso, Entre Ríos

Argentina

08 de Febrero de 2018

Dietrich condenó los ataques a camiones y criticó el "patoterismo"

Advirtió que hará denuncias penales contra los que cortan rutas en la zona núcleo

Las puertas se cerraron: parece que no hay posibilidad de diálogo entre el Gobierno y los Transportistas de Granos Autoconvocados (TGA), que desde el martes pasado realizan cortes de rutas en la zona núcleo agrícola para reclamar un aumento en las tarifas.

El ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, fue contundente y dijo ayer que no aceptará actitudes de "patoterismo". "Lo que les digo es que, por favor, se vayan de las rutas, vayan a trabajar, vayan a estar con sus familias", afirmó a la radio cordobesa Cadena 3.

Además, explicó: "Estamos haciendo denuncias penales, va a actuar la Justicia y sepan que mañana [por hoy], como venimos haciendo desde hace dos años, se junta la mesa que define la tarifa de referencia con las autoridades que son las que representan a los transportistas de carga de cereales".

Según informaron desde la cartera que dirige, hoy, a las 11, se reunirán, como cada año, las tres cámaras de transporte, las entidades rurales y los acopiadores con el equipo de Dietrich. "No hay ninguna posibilidad de que el Ministerio de Transporte exija y obligue una tarifa única en todo el país; es inviable", afirmó Dietrich, y subrayó que tener un precio único requiere una ley y que depende del Congreso.

Por su parte, la Cámara Argentina de Productores Avícolas (Capia) analiza presentarse hoy ante la Justicia para denunciar penalmente a los transportistas porque, según confirmaron a LA NACION, la protesta ocasiona que los establecimientos productivos no reciban granos para alimentar a las aves.

Javier Prida, presidente de Capia, entidad que agrupa a empresas productoras de huevos, dijo: "Los choferes que transitan sufren represalias: les hacen descargar los granos, tiran miguelitos en la ruta y hay agresiones físicas. Los camioneros que sufren estos actos no quieren denunciar porque se conocen entre ellos". Afirmó además que si la medida de fuerza continúa el sector tendrá una crisis sanitaria porque el animal se debilitará al no recibir alimentos y es más susceptible a contraer enfermedades, y una crisis de producción porque escaseará el huevo. "Hay establecimientos en Córdoba y en Buenos Aires que desde el lunes no pueden alimentar a los animales", afirmó Prida.

Desde el puerto de Vicentín, Pablo Brezzo, representante de TGA, informó que en esa terminal portuaria normalmente hay 400 camiones y ahora hay 40. Sobre la posible denuncia que realizará Capia, el camionero autoconvocado de 44 años, explicó: "Hay muchos choferes que no quieren cargar porque no les cierra la tarifa; a los que sí aceptan no les impedimos el paso".

Brezzo confirmó que el petitorio que se presentó el viernes pasado en la cartera que encabeza Dietrich, donde los autoconvocados solicitaron una mesa de diálogo "de forma inmediata", se intentó entregar en varias oportunidades durante enero pasado y en el ministerio "nunca lo recibieron", según dijo. "No quedó más opción que ir al paro sin poder sentarse a hablar con ellos", afirmó el transportista. En Transporte desmienten el acercamiento: afirman que el primer documento fue recibido cuando las rutas ya estaban cortadas y ya había denuncias por hechos violentos. "Hicimos los pedidos: si el ministerio nos recibe, la medida se levanta", dijo el transportista. "Queremos que hablen con nosotros. No somos violentos, somos camioneros que queremos mantener a nuestra familia. Lo único que estamos pidiendo es que nos escuchen", concluyó.

La Nación – Josefina Pagani